14 Métodos Para Enviar Archivos Pesados

¿Has querido enviar un archivo grande y no has podido? La transferencia de un archivo pesado es un problema, si no tienes las herramientas adecuadas. En esta publicación, te mostraremos los mejores métodos para enviar archivos pesados sea por internet u otras herramientas.

Las plataformas de mensajería, el email y algunas redes sociales, son las opciones que tenemos para compartir archivos de todo tipo. Pero si los archivos son pesados, no tendrás éxito en el envío.

Índice de contenido

Cómo Enviar Archivos Pesados Por Internet

Métodos Para Enviar Archivos Pesados
Métodos Para Enviar Archivos Pesados

A continuación, te mostraremos algunos métodos que puedes aplicar para poder transferir archivos grandes y pesados.

1. Sube tus archivos a la nube

Cargar tus archivos a la nube es una de las formas más sencillas de transferir archivos pesados. Los proveedores de servicios en la nube más populares, como Google Drive, Dropbox y OneDrive, ofrecen una buena cantidad de almacenamiento en línea.

Se puede acceder a cada uno de estos productos con espacio más que suficiente para cubrir la mayoría de los tipos de archivos.

Estas soluciones son rentables para que no tengas que pagar una prima para poder almacenar y acceder a tus archivos en la nube. Por ejemplo, Google Drive es gratis para tus primeros 15 GB de espacio de almacenamiento.

¿Qué debes buscar en este tipo de servicios?

  • La capacidad de gestionar la transferencia de archivos de gran tamaño.
  • Seguridad en la transferencia.
  • Una interfaz fácil de usar.
  • Un buen conjunto de herramientas útiles a un precio razonable que represente una buena relación calidad-precio.

También te puede interesar 6 Métodos Para Compartir Música Entre tu Teléfono y tu PC

2. Comprime los archivos

Otro método probado para transferir archivos es comprimirlos. La compresión de los archivos reduce la cantidad de espacio necesario para almacenarlos. El proceso de creación de un archivo zip es simple en Windows.

Todo lo que necesitas hacer es crear una carpeta y colocar todos los archivos que deseas transferir en ella.

Una vez que hayas creado la carpeta, puedes hacer clic con el botón derecho en ella y seleccionar “Enviar a” >> “Comprimido” (Carpeta comprimida). Los archivos estarán listos para ser enviados.

Es importante tener en cuenta que la compresión de archivos no es efectiva para los archivos JPEG y MP3 porque ya han sido comprimidos. Para procesar los archivos, puedes utilizar software de compresión gratuito como 7-Zip, Express Zip y WinZip.

3. Usa una VPN

El uso de una VPN o red privada virtual es una técnica útil para transferir archivos porque te permite evitar las restricciones de administración de tráfico de banda ancha impuestas por tu proveedor de servicios de Internet (ISP).

Muchos ISP controlan el ancho de banda de carga para restringir el tamaño de los archivos que puedes cargar.

Se utiliza una VPN para cifrar su tráfico y mantener la confidencialidad de tus actividades en línea. Cuando usas una VPN, un ISP no puede identificar el contenido de tu tráfico web.

Para las transferencias de archivos, esto significa que el ISP no puede reconocer el tamaño de los archivos e imponerle límites.

Este método puede presentar algunos inconvenientes. La conexión a Internet probablemente se ralentizará sustancialmente y los archivos no necesariamente llegarán intactos.

Entonces, si la calidad es un factor que no puedes negociar, lo mejor es que pruebes con otro método.

4. Usa una unidad flash USB

Las unidades flash USB son una excelente alternativa si necesitas transferir archivos a un familiar o conocido. Las unidades flash USB varían en tamaño de 2 GB a 1 TB, lo que te brinda espacio más que suficiente para cargar archivos, incluso del contenido más denso.

Por supuesto, si decides utilizar una unidad flash USB, tendrás que asegurarte de no perderla, o dañarla.

Con una unidad flash, transferir archivos es extremadamente fácil porque todo lo que necesitas hacer es insertar la unidad en los puertos USB de tu computadora. Una vez que la computadora reconoce la unidad, puedes arrastrar y soltar los archivos que desees en ella.

Después de eso, puedes expulsar la unidad y entregársela a la persona que quieres darle el archivo pesado. Si bien se requiere un poco más de trabajo preliminar con este método, es muy fácil de hacer.

Si deseas simplicidad y confiabilidad, esta es una buena opción.

5. Usa transferencia FTP

FTP o el protocolo de transferencia de archivos, es una forma antigua de transferir archivos. FTP es un protocolo TCP/IP que transfiere archivos entre servidores FTP y clientes.

FTP fue diseñado específicamente para transferir archivos grandes. Todo lo que necesitas hacer para comenzar a usar el protocolo es un cliente FTP.

Lo bueno de FTP es que lo que le falta en seguridad lo compensa con sus capacidades de gestión de archivos. No hay restricciones en el tamaño de las transferencias individuales, puedes poner en cola las transferencias, programar transferencias futuras y enviar varios archivos a la vez.

Las ventajas de FTP lo convierten en una de las formas más eficientes de enviar y recibir archivos.

Hay muchos clientes FTP gratuitos en línea como FileZilla. El único problema con FTP es que no es seguro. Los nombres de usuario y las contraseñas se transfieren en texto sin formato, y un atacante puede leer el contenido de los archivos.

Para protegerte contra los atacantes, solo debes usar FTP para datos no confidenciales.

6. Usa SFTP

El Protocolo seguro de transferencia de archivos o SFTP, es la variante segura de FTP. El protocolo permite al usuario transferir archivos a través de Secure Shell (SSH).

SSH sirve para evitar que usuarios no autorizados vean contraseñas y otra información a través del cifrado mientras los archivos están en tránsito.

Para transferir un archivo, el servidor debe autenticar al usuario del cliente y verificar que el canal sea seguro. Las funciones de seguridad integradas de SFTP lo hacen ideal para enviar datos confidenciales en un entorno empresarial.

La mayoría de los servidores FTP incluyen transferencias SFTP de forma predeterminada. Los ejemplos de servidores SFTP gratuitos confiables incluyen SolarWinds SFTP/SCP Server y FileZilla.

SFTP también es ventajoso en comparación con FTPS porque no requiere muchos puertos abiertos para funcionar. Recuerda que los puertos abiertos son posibles puntos de entrada a la red.

Sin embargo, SFTP es un poco menos conveniente que algunas otras medidas en esta lista porque debes instalar un servidor SFTP y configurarlo.

Entonces, si deseas simplicidad, es mejor que elijas una solución de almacenamiento en la nube.

7. Usa FTPS

File Transfer Protocol Secure o FTPS es otra versión segura de FTP. FTPS está protegido sobre Secure Sockets Layer o SSL (también conocido como TLS) que encripta las conexiones.

Con este protocolo, las transferencias de archivos se pueden autenticar mediante contraseñas, certificados de cliente y certificados de servidor. FTPS autentica las conexiones con un ID de usuario y contraseña o certificado, y verifica el certificado del servidor al que se está conectando.

La principal ventaja de FTPS es que su cifrado lo convierte en una forma segura de enviar información confidencial. También tiene la fortaleza de cumplir con la mayoría de los marcos regulatorios.

Las transferencias FTPS cumplen con PCI DSS, SOX, HIPAA y HITECH. Es importante tener en cuenta que FTPS no está exento de vulnerabilidades. Cada vez que se realice una transferencia de archivos se abrirá un puerto, que podría ser un punto de entrada para un atacante.

Como consecuencia, muchos cortafuegos dificultan el uso de conexiones FTPS. No todos los servidores FTP son compatibles con FTPS, pero hay muchos productos que sí lo son.

8. Usa Jumpshare

Hay muchos servicios en línea gratuitos y de pago, que te permiten cargar archivos grandes y Jumpshare es uno de los más populares. Jumpshare te permite enviar hasta 250 MB de archivos de forma gratuita y grabarlos como enlaces para compartir.

Quien tenga el enlace puede acceder al contenido del archivo.

Si comparas esto con los límites de la mayoría de los servicios de correo electrónico, hay una diferencia sustancial. Estas herramientas también son muy fáciles de usar. Por ejemplo, en Jumpshare puedes arrastrar y soltar los archivos que deseas compartir en el icono de la barra de menú.

Luego se copiará un enlace a tu portapapeles.

Usar Jumpshare es una buena idea si deseas la comodidad de transferir archivos en línea sin la necesidad de utilizar más "soluciones alternativas" técnicas. Todo lo que necesitas hacer para comenzar es registrarte en línea en el sitio web del proveedor.

9. Usa un disco duro y envíalo por mensajería

Si tienes muchos archivos grandes para enviar, llenar un disco duro y enviarlo con un servicio de mensajería es una forma efectiva de transferir archivos.

El envío físico de un gran volumen de archivos a través de un servicio de mensajería suele ser mucho más rápido que intentar cargar esos archivos a través de una conexión de banda ancha.

El envío de discos duros puede generar algunas preocupaciones en términos de daños y robos. Si tomas la decisión de enviar tu disco duro a través de un servicio de mensajería, debes asegurarte de que esté empaquetado correctamente para que no se dañe durante el transporte.

10. Usa TransferNow

Este es un servicio de alojamiento de archivos. Subes tus archivos al servidor de TransferNow, donde pueden guardarse durante todo un año.

Una vez en el servidor, se distribuye enviando enlaces. Permite que los destinatarios vean los archivos o los descarguen, es tu elección.

Puedes obtener una cuenta gratuita que transferirá archivos de hasta 5 GB de tamaño, o puedes optar por una cuenta paga para transferir archivos de hasta 50 GB de tamaño.

Además, la plataforma te ofrece una prueba gratuita de 7 días.

11. Usa Send Anywhere

Send Anywhere es una aplicación para compartir archivos que te permite enviar archivos con una clave de 6 dígitos desde tu dispositivo a cualquier destino que desees.

Puedes crear un enlace para acceder a los archivos para que otras personas puedan acceder a tus archivos compartidos en cualquier ubicación.

Los archivos también tienen un tiempo de caducidad, por lo que dejarán de estar disponibles después de un período de tiempo específico.

Send Anywhere tiene un límite de tamaño de archivo de 10 GB. La aplicación es compatible con una variedad de sistemas operativos, incluidos Windows, Mac OS, Linux, Android, iOS, Amazon Kindle y Outlook.

Si necesitas más potencia de fuego, puedes comprar Send Anywhere PLUS, que te dará un servidor con el que trabajar. Send Anywhere PLUS es más rápido con una velocidad de transferencia de 100 MB/s y cargas de hasta 50 GB a la vez.

12. Usa Raysync

Raysync, este servicio es un administrador de transferencia de archivos seguro que requiere la instalación de un programa – cliente en ambos extremos de una conexión de transferencia.

Ese requisito significa que esta es probablemente una mejor solución para transferencias internas entre sitios. Sin embargo, también podría ser posible agrupar un cliente Raysync en un paquete de instalación para que las instalaciones con asistente se ejecuten más rápido.

13. Usa FileMail

A pesar del nombre, este servicio no se limita a la gestión de transferencias de archivos por correo electrónico. Este es un servicio de alojamiento, por lo que carga tus archivos en el servidor FileMail, donde tendrás 1 TB de espacio de almacenamiento.

No hay límite en el tamaño de un archivo que se puede transferir. Integra el servicio de almacenamiento en la nube en tu sitio, o distribuye enlaces a los destinatarios de los archivos para que puedan descargar tus archivos.

Puedes obtener una prueba gratuita de 7 días de cualquiera de los planes seguros para compartir archivos de FileMail.

14. Usa WeTransfer

WeTransfer es un servicio gratuito para compartir archivos en línea que no requiere registro. Todo lo que necesitas hacer para usarlo es ir al sitio web, agregar tu archivo, ingresar la dirección de correo electrónico de destino, tu dirección de correo electrónico y un mensaje.

La versión gratuita te permite transferir hasta 2 GB de archivos.

También puedes actualizar a WeTransfer Plus, que admite 20 GB de transferencias de archivos a la vez y un total de almacenamiento de hasta 100 Gb.

Puedes proteger tus archivos con una contraseña y personalizar los correos electrónicos que envías. El límite de transferencia de archivos grandes debería cubrir suficientemente a la mayoría de los usuarios empresariales.

El hecho de que no necesites registrarte ni descargar nada hace que WeTransfer sea una de las mejores opciones si deseas transferir un archivo.

Para Cerrar

También te puede interesar Cómo Activar El Almacenamiento USB En Android

No importa cuántos archivos grandes necesites enviar, siempre podrás encontrar un método que te servirá. El servicio de transferencia de archivos que utilices puede ser tan complicado o tan simple como desees.

No te dejes atrapar por los límites de archivos impuestos por tu proveedor de correo electrónico. Elige una solución de almacenamiento que pueda acomodar el ancho de banda de los archivos que necesitas transferir, y una VPN si tu ISP está limitando tus cargas.

Si eres más de la vieja escuela, comprar una unidad flash te brindará un medio eficiente para transferir tus datos.

Pero si deseas algo a lo que puedas acceder desde cualquier lugar, entonces un proveedor de almacenamiento en la nube como Google Drive o Dropbox es probablemente la mejor opción.

Si tiene una mentalidad más técnica y desea administrar un gran volumen de transferencias de archivos, entonces puede valer la pena descargar un servidor FTP para archivos de baja prioridad. Asegúrate de usar FTPS o SFTP para transferencias de archivos seguras.

Te Puede Interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir